X
  • “sin título”
  • “sin título”
  • “sin título”
  • “sin título”
  • “sin título”
  • “sin título”
  • “sin título”
  • “sin título”
  • Acerca de la Exposición

    “sin título”

    Angel Poyón con la colaboración de Miguel Saborío

    Febrero 07 – Abril 21, 2011

    Curador: Federico Herrero.

    En la muestra “sin título”, que abre el ciclo 2011 en Fundación TEOR/éTica, los artistas Angel Poyón (Guatemala) y Miguel Saborío (Costa Rica) enfrentan la memoria y el tiempo desde perspectivas que van de la realidad al afecto, a partir de la evocación de memorias “no lineales” e inversiones temporales. El pasado y el futuro no son comprobables de forma cronológica, sino como construcción mental; mucho más apegados a una “fenomenología de sitio”.

    Esta intensión de centrar la exposición en el contrapunto clásico entre tiempo y espacio tiene también el imperativo de visualizarlos como si se tratara de un ejercicio de Origami, donde el plano se descompone y pasado, futuro y presente se dislocan y de alguna manera podrían activar una mirada abierta sobre el espacio mismo y su función.

    Ángel Poyón presenta tres nuevos “objeto-escultura” y una “vídeo-instalación”; al menos dos de estas obras, están realizadas en colaboración con su hermano el también artista Fhernando Poyón de quién ha heredado su interés por lo escultórico. Entre las preocupaciones esenciales de la obra de Ángel Poyón, está de una forma más doméstica su acercamiento a una forma menos invasiva, pero por ellos no menos afectada de la geopolítica, y es la que lo ubica dentro de un pensamiento a medio camino entre lo occidental y la cosmogonía kaqchikel  de la cual proviene.

    La “arquitectura” de sus obras responde a su insistencia para ser parte de la cultura contemporánea, sabiendo que la distancia entre Comalapa –ciudad desde la cual produce y centro cultural de su pueblo– está más cercana a una idea temporal que geográfica. El vídeo montado aparentemente en descuido, sobre el oficio de un constructor, carpintero, hacedor de territorios, no es más que una metáfora de lo importante que para él el significado del oficio del arte como praxis, a pesar de su apego a prácticas posconceptuales que lo mantienen activo en el circuito contemporáneo centroamericano.

    Por ello también el uso de relojes que se vuelven instrumentos medidores erráticos, acertando siempre sobre la deriva no sólo sobre el camino sino sobre el recorrido como secuencia histórica.

    Miguel Saborío, recrea una instalación-performance en el patio de TEOR/éTica, donde ha recreado el Salón de Belleza, que hace 12 años atrás estuvo operando en ese lugar y que forma parte de la energía del edificio y que desde ese entonces funcionaba a medio camino entre “el servicio” y el arte, lo que a nivel definitivo –y eficaz– ha unido un teórico como Cuauhtemoc Medina como “la servidumbre del arte”, refiriéndose a ese valor de involucrarse con procesos no sólo a nivel artístico sino de entender “lo comunitario creativo” fuera de las márgenes de este circuito.

    Aunque la instalación de Saborío, hace desde el principio un enlace con la obra de Poyón, desde su ‘lugar’ de acción –ya que por medio de un micrófono se pueden escuchar las conversaciones de la exposición en ese espacio menos formal del salón–, como un lugar de intromisión del clásico cotilleo en el mundo del arte. Definitivamente se trata de un acercamiento más afectivo al lugar donde alguna vez estuvo su espacio desde una condición más comercial y pragmática y donde vuelve con la legitimación del arte que acorta esas distancias “temporales”.

    En el salón todo sucede a medida de pequeñas narrativas que se incentivan en la historia personal de cada uno de los que va y recorta su cabello y establece con eso un vínculo de afecto y confianza con el discurso del arte.

    Es como devolverle a la casa de TEOR/éTica ese sentido de “relajación” y cercanía a partir de un espacio que tuvo allí su génesis. Saborío es además bien reconocido en el circuito de las artes visuales por sus colaboraciones en obras de la artista Priscilla Monge y por su amistad con la curadora, crítica Virginia Pérez Ratton quien fue la gestora de TEOR/éTica.

    Información

    Artistas:

    Angel Poyón

    Salas:

    ,